Entrar

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="3295781887"
data-ad-format="auto">

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="7725981489"
data-ad-format="auto">

 

Pollo de gorrión, -como ya escribió El Alcotán dela Atalaya en fecha 11/25/2010- "Cria del gorrión, pajarillo muy prolifero en el pueblo, y que todos conocemos yo tengo que volar lo mio para poderlo cazar y saciar mi apetito."

También se usaba para llamar a un chico pequeño con falta de experiencia, ya que el Gurriato a veces se caía del nido antes de aprender a volar y si eras ágil podías cogerlo. Cuando éramos pequeños cazábamos gorriones, unas veces con cepos y en invierno cuando todo estaba nevado, con una madera en plano inclinado, una cuerda larga y una vara para soportar la madera.

- Pon trigo debajo de la madera y ya verás como caen.

Así era, cuando estaban confiados comiendo, tirabas de la cuerda y al caer la madera encima de los gorriones, podías cazar cuatro o cinco, alguno con el buche bien lleno de trigo.

Para ir a abeldar se madrugaba mucho. Después del ritual de las galletas y el anís, nos dirigimos a las eras donde nos esperaba la máquina de abeldar. Para separar el grano de la paja, se echaba por una tolva la parva y había que darle vueltas a una manivela. Me ofrecí voluntario y apenas llegaba de puntillas cuando la manivela estaba arriba. Al cabo de un rato me dijo mi primo:

-Quita de ahí Gurriato, que das vueltas muy despacio. Como diciendo; que sabrán los chicos de los asuntos de los mayores.

Autor: 
El barranco Valdilongo

Cria del gorrión, pajarillo muy prolifero en el pueblo, y que todos conocemos yo tengo que volar lo mio para poderlo cazar y saciar mi apetito.
Autor:
El Alcotán de la Atalaya