Entrar

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="3295781887"
data-ad-format="auto">

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="7725981489"
data-ad-format="auto">

Canto rodado, pequeño manejable y redondo.
De niños competíamos para ver quien encontraba la piedra dura, más pulida más redonda.El mejor sitio para tener éxito en la búsqueda era en la orilla de un arroyo, pues la corriente del agua la dejaba brillante y redonda.
El tamaño idóneo no debía ser mucho mayor que un huevo de gallina, ni menor que una castaña.
Según Hans Arp ( Escultor, pintor y poeta francés)
“Lavado por la lluvia, zarandeado por las corrientes, el guijarro no necesita imaginación para alcanzar su forma.”

Autor: 
El barranco Valdilongo