Entrar

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="3295781887"
data-ad-format="auto">

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="7725981489"
data-ad-format="auto">

Tratamiento a base de azufre aplicado a las viñas para combatir el oídio.
El sulfatado se ha de hacer a finales de mayo, sino nos arriesgamos a quedarnos sin vino.
El oídio es un hongo que puede atacar a las hojas tanto en el haz como en el envés. Es como un polvillo ceniciento que si cubre mucha superficie de la hoja, esta se abarquilla.
En los sarmientos podemos ver unas manchas verde oscuro, y en los racimos unos puntitos color plomo, que al avanzar la enfermedad cubre toda la uva con el mencionado polvillo ceniciento, e impide el crecimiento de la piel, entonces las uvas se agrietan y terminen rajándose.
La primera medida es la poda en verde para que la planta se airee, con lo cual es más difícil que el hongo se desarrolle.

Autor: 
El Santero