Entrar

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="3295781887"
data-ad-format="auto">

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="7725981489"
data-ad-format="auto">

Carámbano. Hielo que cuelga de los tejados similar a una estalactita que se forma cuando la nieve se funde y empieza a gotear.
Para nevadas las de antes. La nieve nos llegaba hasta las rodillas y había que apartarla con una pala para poder salir de casa.
Recuerdo como mi abuela contaba que en los fríos inviernos de antaño los pies se te quedaban agarrotados e insensibles, que ni en la lumbre, quemando leña entrabas en calor, y si salías al despuntar el alba, te crecían chuzos de hielo en las narices.
Uno de Morcuera aseguraba que hubo un invierno tan frío, que salió a mear al corral y el chorro de orina se congeló formando una estalagmita curvada desde el suelo hasta su miembro. Parece increíble, de hecho yo no me lo creo.
Foto en “Fotos del pueblo”

Autor: 
El barranco Valdilongo