Entrar

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="3295781887"
data-ad-format="auto">

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="7725981489"
data-ad-format="auto">

Aparato de iluminación a gas. El gas (Acetileno) se produce mediante la reacción química del Carburo de Calcio y el Agua.
El utensilio consta de dos cuerpos que se enroscan por la parte central. La parte inferior es el depósito donde se ponen las piedras de Carburo. La parte superior es el depósito donde se pone el agua y dispone de un regulador que permite controlar la cantidad de agua que recibirán las piedras de Carburo. A más agua, más gas liberan, de forma que aumenta la presión en el depósito de abajo, haciendo que el gas suba por un tubo hasta la boquilla, que al prenderse nos dará una luz intensa.
El carburo, cuando se tiraba porque se había liberado del acetileno, era codiciado por los chicos, que lo recogíamos, lo metíamos en un bote, hacíamos un agujero en el suelo, lo tapábamos bien con tierra y le poníamos una mecha que al encenderse, el bote salía disparado como un cohete. Quizás era un juego peligroso pero, nunca nos pasó nada.
Actualmente se sabe que es un residuo poco tóxico, pero por supuesto, puede irritar la piel, producir alergias y afectar al sistema respiratorio. El mismo carburo, pero diferentes niños.
Foto en antigüedades
Más información en http://www.acethylene.com/

Autor: 
El barranco Valdilongo