Entrar

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="3295781887"
data-ad-format="auto">

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="7725981489"
data-ad-format="auto">

En el proceso de esmotado de las alubias, tan bien explicado por EL CUARTO ENEBRO, queda un subproducto que son las vainas secas, llamadas “aristas.” Se utilizaban como comida para de las ovejas.
Hoy día se les puede dar nuevos usos medicinales;
Las aristas (vainas secas) hervidas pueden ser un buen remedio hipoglucemiante o sea que pueden bajar los niveles altos de azúcar (glucosa) en sangre, también contra el exceso de ácido úrico (gota), cálculos en los riñones, reumatismos, ciática, eczemas, retención de líquidos, e incluso ayudan en el tratamiento de la diabetes.
Para los que tengan fe en estas cosas, es la panacea y ahí va la forma de empleo:
Se echan seis cucharadas soperas de vainas secas a un litro de agua y se deja hervir hasta que quede reducido a medio litro aproximadamente Y se toma durante el día, repartido en tres veces. Son preferibles las aristas de las alubias variedad corniches.
Además también se pueden comer rebozadas en harina y huevo, o dejándolas en remojo para que se rehidraten.

Autor: 
El barranco Valdilongo