Antiguamente, cuando no había luz, se usaban mucho las palmatorias, utensilios que servían para sostener la vela, con una base plana para que no cayera la cera en las manos y se pudiera dejar sobre cualquier superficie plana. Se dejaba una en cada habitación de la casa, para no circular a oscuras.

Autor: 
El Arrabal