El balde era un recipiente de zinc, de varios tamaños, y usos. Por ejemplo, si se iba a lavar la ropa a La Fuente, las mujeres se ponian en la cabeza una almohadilla y el balde encima. Por supuesto que la subida era mas dura con la ropa mojada, si no se había extendido en las piedras o en la pradera de La Fuente.

Autor: 
El Arrabal