Entrar

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="3295781887"
data-ad-format="auto">

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="7725981489"
data-ad-format="auto">

Cuando era pequeño, mi madre siempre me decía: estate quieto que parece que tengas el baile de San Vito.
Se dice de la persona que no puede estarse quieta debido a una enfermedad del sistema nervioso central, que ataca principalmente a los niños y se manifiesta por movimientos desordenados, involuntarios, bruscos, de amplitud desmesurada, que afectan a los miembros y a la cabeza.
En la edad Media, las personas con esta enfermedad crónica eran acusadas de estar poseídas y las quemaban en la hoguera. Por eso se invocaba a este santo, ya que según la leyenda, fue martirizado sumergido en una olla hirviendo, lo que hacía que sufriera terribles convulsiones.

Autor: 
El barranco Valdilongo