El huso es una pieza de madera con forma de vara y una base redonda en un extremo que facilita que gire. Sirve para hilar. Antes de empezar hilar, se debe lavar y limpiar y cardar (peinar) la lana. Después se cogen las vedijas de lana limpias (copo), y se tuercen y estiran, y mientras se gira el huso, se va consiguiendo un hilo mas o menos grueso.

Autor: 
El Arrabal