Entrar

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="3295781887"
data-ad-format="auto">

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="7725981489"
data-ad-format="auto">

Oficio que se celebraba en Semana Santa.
Cura y sacristán cantaban el Miserere, en latín, un monaguillo iba apagando las quince velas colocadas cerca del altar en un candelabro de forma triangular y al apagar la última el interior de la iglesia quedaba completamente a oscuras, mientras se cantaba el “Benedictus…”
Entonces comenzaba un verdadero estruendo con las carracas.
Aprovechando este momento de oscuridad y de ruido algunos mozos clavaban las faldas o enaguas de las mujeres en el suelo de madera o en los bancos, provocando jolgorio al darse la luz y la consiguiente bronca del Don Teotimo de turno.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
..
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Sexchat
alles gratis alles live geiler camsexCamsex
Sexcam
kostenlos

Autor: 
El barranco Valdilongo