Utensilio de hierro de tres patas y curvatura en forma de medio arco que servía para arrimar el puchero al fuego de la lumbre y evitar que se volcara mientras se cocían los corniches y otros alimentos.
¡Niño! Arrima el puchero a la lumbre y pon el sesero para que no se caiga, que solo te preocupas de acercar el ascua a tu sardina

Autor: 
Anónimo