Entrar

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="3295781887"
data-ad-format="auto">

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="7725981489"
data-ad-format="auto">

“Un juego de chicos que consiste en esconderse todos, menos uno que queda al cuidado de la Maya (una piedra), es como el escondite la diferencia es que hay que llegar a la Maya antes que el encargado de cuidarla, cuando éste se separa de ella para descubrir a los escondidos.

Ej. Supongamos que el Barranco de Valdilongo nos invita a todos los foreros a su casa, que está en uno de los valles más bonitos del pueblo por no decir el más bonito para mí, después de comer y la sobremesa decidimos ir a Quintanasecas a jugas a la maya, y como no, me toca cuidarla y a contar , una, dola, tela, catola, quina, quineta, que viene la reina con una violeta, que viene el Gil con un candil, candil, candol cuenta las veinte que las veinte son , una, dos, tres…..dieci….y veinte, el que no se haya escondido que se esconda que tiempo ha tenido, con un vuelo rasante descubro a todos menos a dos vuelvo a la maya y los canto para que vengan cerca de la maya que será su prisión, sigo mi búsqueda con un vuelo más veloz, a eso que El Arrabal me llama pero me giro tan bruscamente que me tronzo mi ala derecha cayendo rodando por la cuesta menos mal que me paro la pared de la tejera, interin El Santero corriendo como un matacán llega a la maya y canta salvo a todos mis compañeros y a mí el primero, perdí pero gané por que me tuvieron que traer en parihuelas hasta casa.

Autor: 
El Alcotán de la Atalaya