Las bardas se hacían de sarmientos, espinos, ramas de arbustos..., y se usaban de pared para separar los huertos, los pequeños solares y los corrales entre vecinos. También se usaban como techo en los corrales para proteger del frío y de la lluvia.

Autor: 
El Arrabal