Lo recuerdo de la infancia y creo no volver haber oído esta expresión. Pero se decía cuando venía tormenta (de rayos y truenos). Se usaba para asustar a los niños...como si los truenos en Morcuera y en aquellas casas no fuesen suficientes....

Autor: 
Anónimo