Entrar

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="3295781887"
data-ad-format="auto">

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="7725981489"
data-ad-format="auto">

Antiguo oficio que consistía en llevar los haces de las tierras a las eras.

Ej. Hala maja clava la aguja en el acerico y ves a mojar los vencejos en la artesa con agua que hemos puesto en el corral, que se los tiene que llevar el acarreador con la comida a la tierra y hoy están muy lejos en Valdegatón. El mozo que le había picado un chínfano se le puso el brazo como un pirigallo de rojo, pero como no era ningún zángano, eso sí estaba un poco amodorrado por el picor y también porque el día anterior comió una cantidad respetable de almorta, estaba poniendo a los machos primero la manta después la albarda con la madera (no recuerdo bien como de llamaba la madera que se ponía a la albarda para atar los haces, ni las cinchas de atar o sujetar al anima (tarre)). La abuela que daba las instrucciones prepara la alforja con la comida el botijo y el garrafón de vino y la cucharrena para repartir la comida pues había cocido, el acarreador ata los vencejos y carga y sujeta bien las alforjas, cogiendo la garrocha se despide cortésmente hasta un nuevo viaje, y emprendió su marcha.

Autor: 
El Alcotán de la Atalaya