Entrar

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="3295781887"
data-ad-format="auto">

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="7725981489"
data-ad-format="auto">

Antiguamente, ya que no existian las neveras, la comida se guardaba en un armario con rejilla para que no le picara la mosca y se maladara.
Así que en haremos la merienda con queso y chorizo que se esta oreando en la fresquera, y dejaremos tranquilos a los conejos del monte, aunque se nos coman algunas berzas de vez en cuando.

Autor: 
El Arrabal