Entrar

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="3295781887"
data-ad-format="auto">

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="7725981489"
data-ad-format="auto">

Labor consistente en cortar los sarmientos de la cepa, ya que si la dejamos crecer en absoluta libertad, desarrollará unos largos sarmientos con unas uvas muy pequeñas y con poca acidez, sin la calidad necesaria para elaborar el vino.
También conocida como poda en seco, la poda se realiza en invierno, cuando la sabia no circula y la planta está en reposo, es decir, desde la caída de la hoja hasta la brotación.
Cuantas menos yemas tenga una cepa, más fuerte será y mejor resistirá las amenazas climáticas, sobre todo las heladas, aunque la producción será menor. En la poda se refleja la filosofía del productor; más uva y menos calidad o menos uva y más calidad.
Existe una segunda poda o poda en verde, como ya expliqué anteriormente. Esta se realiza en primavera, pero sólo en el caso de que hayan crecido demasiado los brotes de la vid o cuando pensemos que los rendimientos van a ser demasiado elevados para producir calidad.

Autor: 
El Santero