Antiguamente todo se aprovechaba y prácticamente no habían residuos.
Se reciclaba el aceite usado para hacer jabón para la ropa.
Con 3 l. de agua, 3 l. de aceite usado y 500 gms de sosa caustica y muchisimo cuidado para no quemarse con ella, se fabricaba un jabón casero que podía con todas las manchas

Autor: 
El Gato Montés