Entrar

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="3295781887"
data-ad-format="auto">

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="7725981489"
data-ad-format="auto">

 

Colocarse a horcajadas, con las piernas muy abiertas, forzando un poco la postura natural.

Manera de montarse en una caballería, poniendo una pierna a cada lado del cuerpo del animal. Las mujeres, por razones que otro día os contaré, tenían que montarse, poniendo las dos piernas por el mismo lado del animal, sino la criticaban diciendo: “Iba escarrampada en el burro”.

En la actualidad vemos en la feria de Abril de Sevilla que montan a mujeriega.

¿Por qué montar a mujeriega, cuando ya las mujeres pueden montar escarrampadas?

Pues tiene una respuesta bastante simple: ¿y por qué no? No hay nada más elegante que ver a una mujer montada a mujeriega, además aunque parezca una forma menos cómoda y algo insegura, es todo lo contrario y es más probable caerse escarrampada.

Autor: 
El barranco Valdilongo