Entrar

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="3295781887"
data-ad-format="auto">

style="display:block"
data-ad-client="ca-pub-6234393606281419"
data-ad-slot="7725981489"
data-ad-format="auto">

 

Acción de cortar o arrancar  los cardos, cardillos y otras malas yerbas de los sembrados, con el fin de separar y apartar lo malo de lo bueno para que esto no se pierda y confunda con lo otro. Así también evitamos que las afiladas puntas de los cardos cuando están secos, se claven en las manos de los segadores al agarrar un puñado de espigas con la mano y la zoqueta.

Los ababoles y las tamarillas se arrancaban con la mano y los cados se cortaban con la ayuda de la horquilla y el escardillo.

Debía hacerse en el mes de Junio, pues decía mi abuelo:

“Corta un cardo en abril y te saldrán mas de mil”

Y también:“Labrador que escarda en mayo, escarda dos veces al año”.

Autor: 
El barranco Valdilongo